Un Regalo Para Europa

Un Regalo Para Europa

La Coral Alaiak de nuestra Eusko Etxea no deja de emocionarnos.

Desde el confinamiento que vivimos a nivel mundial siguen entonando sus voces y ensayando para lo que será el “II Festival Coral Interclubes”, que como es bien sabido tendremos la dicha de ser anfitriones en el mes de noviembre. 

Este año han aprovechado la invitación de la Unión Europea a participar en el 70 aniversario de la institución, que como ya
conocemos dio sus primeros pasos tras la declaración de Schuman el 9 de mayo de 1950. Y le han enviado este hermoso trabajo.

Para el Centro Vasco de Caracas es un lujo poder contar con la participación activa de la Coral Alaiak, y es que desde sus inicios, no han dejado de enamorarnos con cada canción.

Su organización es importante y nos sentimos complacidos de tener al director Robert Inojosa, quien con gran esfuerzo y dedicación da vida a la Coral. Esta vez, tres ex-integrantes que hacen vida fuera de nuestras fronteras se han unido al llamado y pusieron sus voces con las de sus comapañeras. Hablamos de Yula Álvarez, Nekane Barrondo y Katalin Leizaola.

La edición y montaje del vídeo estuvo a cargo de Mikel Maury, quien creció en esta casa y ahora da voz a una de las bandas juveniles venezolanas más famosas “Anakena”

La canción interpretada es “Txoria Txori”, naturalmente es un poema de Joxean Artze.  Habla sobre la libertad y la posesión, el dominio y el respeto entre personas y animales. Existe un dilema, cuando se quiere a una persona —o a un animal— hay que elegir entre atar la persona y poseerla como si fuera un ave en una jaula, con lo cual deja de ser el ave que nos fascina, o bien amar a la persona como es, disfrutando de su forma de ser natural, y respetándola, de forma que si quiere irse, en todo momento pueda irse.

 

Mikel Laboa en el año 1968 sería quien estando junto a su esposa en un restaurante de San Sebastian, al ver las servilletas impresionados por los versos de Artze. Se llevaría a casa un ejemplar y le podría música.

 

Nuestra Coral Alaiak la versiona y nos deja este hermoso recuerdo

 

Hermosa labor la que realizan todos por mantener y difundir la cultura vasca en Caracas.

Venezuela Esto Es Pizkunde – Xabier Amezaga

Venezuela Esto Es Pizkunde - Xabier Amezaga

Aquel «Pizkunde», no tuvo empacho en acudir al Algodonal (Sanatorio Antituberculoso) motivados por su es­píritu solidario, a ofrecer su música a los enfermos o a los presos de la Cárcel Modelo, etc. Logró también, en su se­gunda etapa, un gran triunfo a partir de la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, bajo la batuta del Maestro Galarza, que por primera vez se escuchaba en la capital, de viva voz o cuando entonó el Aleluya de Haendel, dirigido entonces por Paulin Urresti, en un montaje teatral que se rea­lizó en el Nuevo Circo, sobre la Pasión de Cristo.
Entre las notables interpretaciones del Pizkunde, anota­mos la colaboración que el gran maestro Antonio Estévez so­licitó a fin de estrenar su Cantata Criolla y recibimos el honor de comenzar los ensayos bajo su dirección en esta misma casa cuya fecha aniversario estamos celebrando. El Pizkunde, en este caso fue acompañado por el Orfeón Universitario y algu­nas individualidades.
El estreno de la Cantata Criolla consti­tuyó un hito en La Historia Musical de Venezuela. Existe una anécdota muy simpática, que sucedió cuando ya Caracas con­taba con una considerable proliferación de coros (algunos de colonias extranjeras) y se realizó un concurso, cuya base era el Himno Nacional. El «Pizkunde» obtuvo el 2° Premio, a pesar del gran enfrentamiento del Maestro Estévez con el resto del Jurado, ya que desde su punto de vista el ler. Premio lo merecía el «Pizkunde». ¡Lindos recuerdos!
Era la época en que la mística se filtraba por todos los rincones del alma vasca y además de algunos otxotes y hasta cuartetos que fueron surgiendo, tanto femeninos, como mas­culinos, un grupo de entusiastas muchachas, bajo la direc­ción de Sorne Uzkanga, formamos un coro femenino deno­minado «Txinpartak» cuyo estreno se realizó en el memora­ble programa que anualmente difundían las emisoras de tele­visión a beneficio de la Sociedad Anticancerosa. También se llegó a cantar en la Biblioteca Nacional, etc. etc.
Aun no se acaba la historia de los coros vascos en Vene­zuela y esperamos que así sea; el último que surgió fue el «Veneuska» que siguió cosechando triunfos, entonces bajo la batuta de Koldo Garmendía, músico y pintor que venía prodi­gando su hermosa voz por los diferentes templos de la capi­tal, en compañía de la infaltable presencia de Jontxu Bilbao. Este coro «Veneuska», luego de actuaciones, en teatros, tele­visión, etc. se hizo acreedor a un artículo en la revista litera­ria Imagen, con el título «Tres vascos…un coro» en aquel entonces bajo la Dirección del ilustre intelectual, y poeta ve­nezolano Pedro Francisco Lizardo. Dicha Revista aun se man­tiene en el mercado editorial.
No nos resignamos a cerrar el capítulo de los coros vas­cos en Venezuela, sin lanzar una semilla de esperanza, que ya soñamos en su germinar, conscientes de que existe un campo fecundo, tanto de jóvenes, adultos y… «niños», como ha ve­nido sucediendo en diferentes épocas de esta pequeña que ya se va haciendo larga historia y horadando en ella nos acerca­mos a los recuerdos hasta presenciar el inicio de aquellos «Coritos de Gabon» imbuidos de la mística que en sus co­mienzos significaba recoger fondos para nuestros hermanos
Así nació “Pizkunde”, esto es, Resurrección; el coro vasco tan amplia y ventajosamente conocido en la Venezuela de hoy que de ello es excusado hablar. Sus canciones son, naturalmente, aquellas que, preñadas de savia popular, vienen con sonido de siglos desde las entrañas de la verde Euskal Erria y, al posarse, con el aleteo de un ave invisible, en el corazón de cada vasco lo hacen vibrar con santos estremecimientos que nunca sabremos explicar. Maravillosas melodías que, como reinas del bosque, gustan de adornarse con rústicos atavíos; con el sencillo ropaje de unas palabras intrascendentes.
Palabras que en el “Aguí, Jaunak” nos traen la reverencia del saludo, y en “Goiko mendian” traicionan el resentimiento de! amante desdeñado; palabras triviales como las del “Iru txiío”, “Sagarraren”, “Orra of goiko” o aquéllas del “Ama, begíra zazu” en que la flor de la eterna coquetería femenina se abre presuntuosa, o aquellas otras, en fin, del “Bi-garren Kalez-kale” en que halla su expresión triunfal la irrestañable alegría déla raza que corean la trompeta deTxomín, el agridulce silbido del “txístu”, los agudos “irrintzis” que acuchillan el aire y el tintineo de los vasos que se alzan y chocan en un brindis al triunfo de esa esperanza que, sin cesar, reverdece entre los vascos. Porque, aun en estas horas negras de su historia, acosados por el más feroz de los odios y abandonados de los poderosos de la tierra, siguen creyendo con fe que nada ni nadie les podrá arrebatar, en un Dios de justicia y en la limpia causa de la libertad vasca.

Vía Editorial Xamezaga – Xabier Amezaga

El Nacimiento De Un Vasco Según La Mitología Vasca

El Nacimiento De Un Vasco Según La Mitología Vasca

Cuentan las antiguas voces de Euskal Herria, que en el principio de los tiempos, las emakumeak, daban a luz de pié, porque solo de pié se puede engendrar algo digno.

Durante nueve lunas, las panzas crecen, las caderas se ensanchan, y la vida, resultante del amor, se hace presente de arriba hacia abajo, como acercándose a besar la tierra que es la madre de todos los vascos.

Así lo había enseñado Amalur.
Los hijos se paren con cierto dolor, pero es un dolor que no importa que duela, porque es consecuencia de un acto de amor, y preludio de una gran felicidad, porque se logra la continuidad de la vida.
La vasca, mujer fuerte, generadora de gizonak y emakumeak laboriosas de bien, mientras pare, le va contando a la sorguina que oficia de partera, todas las ilusiones que guarda en su corazón para ese txiki que trae al mundo que Amalur creó para él.

La sorguiña va diciendo los conjuros del amor para que se cumplan los deseos de la amatxo, y de vez en cuando sacude una bolsa que contiene unos pequeños guijarros para que el niño conozca su pequeñez en el universo y no lo afecte la soberbia. También a su alrededor deben colocarse cosas que deben ser las primeras en sentirse, para que comience de inmediato su aprendizaje: plumas de halcón peregrino, para que su espíritu se eleve imitándolo, porque usa el viento en contra, para ascender y puede planear hacia arriba.

A un lado se pone un rulo de lana, para que sepa que nunca le faltará el abrigo de su familia, al otro se colocan algunas semillas, para que sepa que el pan se obtiene luego de morir el grano para crear el trigo vivo que crecerá y traerá mucha cosecha.

Un lauburu para que lo proteja siempre y un nudito hecho con los cabellos del aita y la ama, como sello de la promesa de amor que se han hecho.

A veces se ponía una pequeña eguzki lore, para que nunca le falte la luz del sol, protectora contra los males del mundo, y un poco de tierra, para que al tiempo de nacer, tenga ese lazo indestructible con la sangre y el sudor de los ancestros que la regaron generosamente.
En una cáscara de nuez se colocaba miel, para que la amargura no llegue nunca a su corazón.

Cuando el niño nacía, no se lo palmeaba, sino que se lo agitaba hasta que el llanto avisaba a la sorguina que era tiempo de reconocer a su madre, que luego de parir se recostaba, entonces se colocaba al recién nacido sobre su pecho, para que nunca mas olvidara el olor y el calor de su ama.

Cuando se expulsaba la placenta, ésta era enterrada en los campos de sembradíos para hacerlos mas fecundos.
Cuando este bebé, ya adulto hubiera cumplido su ciclo y su cuerpo muriera, también se lo cremaría y sus cenizas serían arrojadas al viento para que Amalur lo llevase donde la tierra necesita ser mas fértil, porque de la Madre Tierra venimos y a ella algún día volveremos.

Vía: Euskal Souvenirs

Itziar Rodriguez, Sobreviviente

Sobreviviente al Bombardeo

Itziar Rodríguez Seijó

26.12.1935 Gernika

Ella es Itziar, sobreviviente al Bombardeo de Gernika residente en Venezuela.

¿Quién es Itziar?

Nací un 26 de diciembre en Gernika, en el edificio del frontón antiguo, mi padre hijo de zamorano y abuela de Gernika. Por parte de madre ambos abuelos Gernikeses.

De milagro estamos vivos mi familia y yo. El día del bombardeo estábamos en el refugio y yo juagaba con un caracol, cayó una de las bombas y mi caracol se perdió. Comencé a llorar y una persona a quién le estamos muy agradecidos, Juanito el de La Taberna Vasca, nos dijo que saliéramos porque estábamos molestando al resto de personas. Salimos del refugio junto a él y 5 minutos después el refugio se fue al piso.

Luego del bombardeo tuvimos que salir. Mi padre estaba en el monte en la guerra y mi madre, mi hermana y yo tuvimos que salir a Ea. Allí estuvimos 4 años.

Fui criada en el Colegio Las Carmelitas en Gernika, con una niñez de muchas necesidades y dificultades, pero fui muy feliz.

¿Qué representa para Itziar Gernika?

Los Gernikeses somos muy orgullosos de nuestro pueblo, yo me siento orgullosa de haber sido criada allí, igual que toda mi familia, amo a Venezuela con toda mi alma, pero nací en Gernika.

¿Algún recuerdo de la niñez?

Dice emocionada que tiene muchos, pero que hay uno que no se le olvidará jamás:

Yo era muy tremenda y amiga de todo el mundo. Un día el hijo del Conde Arana golpeó a mi hermana, que era muy tímida. Yo le vi salir el día de su primera comunión vestido de punta en blanco, tomé un palo con alquitrán y le manché todo el traje. Eso valió una buena paliza, (ríe)

¿Qué representa el Gernika´Ko Arbolak de Iparragirre?

Canta el estribillo y dice que representa un himno para ella (ríe).

Adoro a Iparragirre porque sus canciones son preciosas.

¿Qué siente Itziar al ver El Gernika de Pablo Picasso?

Nada, soy más de música que de pintura. A finales de los sesenta lo vi en Nueva York, me senté, lo vi y dije: si esto lo hizo Picasso, pues bueno.

¿Itziar tiene algo que decirnos a los jóvenes?

Lean, no se olviden de la historia del pueblo vasco y de lo que puede volver a pasar, siento que los jóvenes no recuerdan lo que es Euskadi. Invito a que lean a Galindez.

 

Aberri Eguna En Confinamiento

Aberri Eguna En Cofinamiento

Así nos lo hemos pasado en este atípico Aberri Eguna. Un año distinto, tras el confinamiento no podíamos dejar de lado la celebración del día más importante para nuestra Eusko Etxea.

Hace setenta (70) años, nuestra casa se inauguraba precisamente en Aberri Eguna, con presencia del Lehendakari Agirre y más de 3.000 personas asistentes en la celebración.

Este año lo celebramos en versión 2.0. A través de nuestro Instagram @centrovasco

Desde tempranas horas de la mañana recibíamos fotografías y vídeos de nuestra comunidad, no sólo en Caracas, sino también regada por todo el mundo.

A las diez (10) de la mañana comenzaban nuestras publicaciones que verán a continuación:

– Nuestra Coral Alaiak nos alegró el despertar regalándonos la pieza “Maitia Nun Zira” esta vez con cinco (5) integrantes.

La Coral Alaiak desde el confinamiento, no deja de ensayar y trabajando de la mano de nuestro apreciado director Robert Inojosa. Quién se encuentra junto al Centro preparándose para el “II Encuentro Coral Interclubes”, el cuál se realizará este año en nuestra sede

– Aita Miguel Odriozola desde el Colegio San Igancio de Loyola en Caracas nos bendecía, recordaba a quienes partieron en el mes de marzo y envió un mensaje afectuoso a los mayores de nuestra colectividad. Nuestra razón de ser en Caracas.

– La familia Azpiritxaga izó la Ikurriña al son del “Gora ta Gora” y la tricolor venezolana con el “Gloria al Bravo Pueblo”

– Ibane Azpiritxaga, presidente de nuestra Euskal Eusko Etxea Caracas , bailó el aurresku en casa y nos regaló el vídeo para el disfrute de todos.

– Mikel Aramburu, el Director de la importadora Importiregua y Profesor del Diplomado de Vinos y Spirits de la UNIMET, nos acompañó a través de un live (vivo) para hablar del txacoli, la sidra y el vino. Una conversación interesante que se repetirá en casa, una vez todo vuelva a la normalidad.

– Yunior Lobo Zurbarán, ex-baterísta del icónico grupo de rock venezolano Los Paranoias, es miembro de nuestra Eusko Etxea y nos regaló un vídeo en el que nos cantó “Txoria Txori” desde su casa en Bilbao.

Desde los diferentes hogares venezolanos recibimos imágenes de platos y bebidas, a falta de nuestra comida habitual en casa. Siguieron nuestras recomendaciones del “Recetario de la Amama” que durante la semana publicamos. Algunos se atrevieron a crear otros platos.

Un día especial que no podíamos dejarlo pasar por alto, que nos dejó como resultados las siguientes estadísticas, según nuestra app en Instagram:

– Interacción (comentarios y mensajes): 952
– Veces Compartidos: 219
– Ciudades Principales: Caracas, Bilbao, Donosti, Barcelona y Madrid.
– Veces Vistos: 31.909

No nos queda más que agradecerles la receptividad y las ganas que pusieron para celebrar con nosotros estos 70 años del Centro Vasco de Caracas.

Esku Bat

Eusko Etxea de Caracas impulsa una Fundación que se ocupará de sanidad, documentación y asesoramiento

 Tal y como publicábamos hace unos días, la nueva Comisión Directiva de Eusko Etxea de la capital venezolana avanza en la creación de ‘Esku Bat’ (una mano), una Fundación para la atención de vascos y vascas en todo el país. La Fundación, figura legal distinta a la del Centro Vasco y que le permite operar en áreas específicas, trabajará en temas relacionados con sanidad, documentación y asesoramiento.

Ibane Azpiritxaga, lehendakari de Eusko Etxea, explica a EuskalKultura.eus que la Fundación funcionará como nexo con diferentes asociaciones de atención médica y que promoverá el fácil acceso a medicamentos de alto costo. “Es una alternativa a la decadencia sanitaria que existe en Venezuela. Muchas personas de la comunidad se sienten desatendidas en este aspecto y sobre todo los mayores, que necesitan una mayor atención. Al fin y al cabo son nuestra razón de ser en Venezuela”, sentencia.

Azpiritxaga señala que en los últimos años han tenido que hacer de nexo con el Consulado y la Embajada de España “puesto que el 95% de la comunidad en Venezuela posee doble nacionalidad”. “Comunidades como Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, Cumaná, Maracaibo, Mérida y Valencia tienen que trasladarse a Caracas –a veces con viajes de hasta 10hs, con lo que esto significa en gastos de traslado y estadía– para la tramitación de documentos. Nuestro objetivo es que la atención a la comunidad sea de primera mano Caracas-Ciudad de destino, en el menor tiempo posible”. 

La Fundación se conviertía asimismo en un recurso para el asesoramiento en temas legales.

Si bien ‘Esku Bat’ solo es por ahora un proyecto, las autoridades de Eusko Etxea Etxea trabajan a pleno para concretarlo lo antes posible, con intención de comenzar a trabajar con el público en agosto del presente año, concluye el lehendakari de Eusko Etxea.

 

Vía: EuskalKultura